Noviembre 2017. San Martín de Tours de Majones.

11. Noviembre. San Martin de Tours de Majones Medium

 

Finales siglo XIII

Talla en madera de pino policromada

Procede de la ermita de San Martín de Majones, hoy desaparecida

En noviembre os mostramos la talla de San Martín de Tours procedente del pueblo de Majones (Huesca) con motivo de la celebración de su onomástica el día 11 de noviembre.

Patrón de Francia, san Martín nació de padres paganos en Hungría a principios del siglo IV. Estudió en Pavía, donde adoptó la fe cristiana. Sin embargo su padre, alto cargo militar romano, quería desviarle del cristianismo y le obligó a ingresar en el ejército. Durante esta etapa de su vida sucedió uno de los hechos más retratados en la historia del arte europeo: durante un invierno particularmente frío, el ejército romano se disponía a entrar en la ciudad de Amiens cuando san Martín vio a un mendigo helado, casi sin ropa. Él cogió su clámide, la cortó en dos con su espada, y entregó una parte al pobre. Esa misma noche Cristo se le apareció vestido con la media capa y dijo: “Martín, catecúmeno, me ha cubierto con este vestido”.

Poco tiempo después, tras abandonar la milicia, se unió a los discípulos de san Hilario de Poitiers y en el año 370 será nombrado Obispo de Tours (Francia). Es precisamente esta faceta la que aparece en la talla de Majones donde san Martín se representa en actitud sedente, ataviado como Obispo con mitra, alba y casulla roja, articulada mediante angulosos pliegues y decorada en el centro con una franja cruciforme de tono dorado. El Santo Obispo levanta la mano derecha en actitud de bendecir, mientras que la izquierda se nos presenta cerrada y portaría un atributo, hoy perdido, que posiblemente sería el báculo. El trono en el que se sienta destaca por su ornamentación a base de motivos geométricos ante el que se extiende un almohadón con estampado de flores de lis que sirve como apoyo para los pies.

La pieza, de transición entre el estilo románico y el gótico, se caracteriza por un canon muy alargado y una gran rigidez, aunque rompe ya con la simetría habitual del periodo románico pues la cabeza del Santo se presenta ligeramente ladeada hacia la izquierda.

¿SABÍAS QUE…?

La talla de San Martín presenta pequeñas oquedades en diferentes partes como la franja dorada de la casulla, las falanges de los dedos o la mitra. Estos huecos servían para engastar piedras preciosas o vidrios pintados con los que se enriquecía la representación, y fue una tendencia que se puso de moda en la Corona aragonesa a partir del siglo XIII.

INFORMACION IMPORTANTE SOBRE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. Mas información sobre cookies y cómo desactivarlas Poltica de cookies.

  Acepto las cookies de éste sitio.I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information