SOLEMNIDAD DE CORPUS CHRISTI. DIA DE LA CARIDAD 2013.

  

DÍA DE LA CARIDAD

      Hoy, 2 de junio de 2013,  celebramos el día del Corpus Christí, Día de la Caridad. Misterio del amor de Dios y signo de unidad, de reconciliación, de invitación a la solidaridad, grito de perdón, de compromiso, de compartir lo que somos y tenemos. Nuestra sociedad está dominada por las finanzas, el poder, el enriquecimiento personal; sólo importan las cuentas de resultados.      

        El lema de Cáritas para este año es: “Vive sencillamente para que otros, sencillamente puedan vivir”.       

        En nuestro mundo hay muchas luces: más entrega, más preocupación por los otros, por los más débiles, búsqueda de logros sociales, como honestidad, justicia y paz, sentido de la libertad, … pero también sombras: paro, violencia, guerras, opresión y torturas, injusticia en los sistemas políticos y financieros, intolerancia, racismo, fanatismo religioso, predominio de la materia sobre el espíritu, amoralidad, pérdida de valores humanos y religiosos, conformismo, irresponsabilidad, egocentrismo, hipocresía, búsqueda del placer, etc.      

         En muchas ocasiones el progreso de unos es a costa de la desgracia de otros. Cada vez hay más pobres, porque existen más ricos.       Es hora de que nos enteremos de que lo más importante son las personas, es tiempo de pasar a ser protagonistas, de vivir cambiando el rumbo de nuestras vidas, construir otro modelo de convivencia y de relaciones con los demás desde la dignidad y la igualdad.       Abramos la puerta a la esperanza, no excluyamos a nadie en nuestro corazón. En el Día de la Caridad, Jesús nos sigue diciendo: “Dadles vosotros de comer”. Y tenemos que esforzarnos para hacer un mundo más fraterno y solidario, cambiando yo para cambiar el mundo, rompiendo, de una vez por todas, con el consumismo, con el afán de tener, con nuestro egoísmo e individualismo. Es inconcebible comulgar y seguir siendo egoísta, violento, insolidario … La eucaristía nos tiene que llevar a desterrar el yo y vivir la fraternidad buscando a Dios en los hermanos que es el camino de la felicidad.      

        Dios quiere una mesa para la unión, la comunicación y la comunión. Cristo se ofreció por nosotros hasta el fin y se quedó entre nosotros en la eucaristía y en los pobres.      

         No podemos, no debemos vivir como el rico Epulón banqueteando mientras el pobre Lázaro moría de hambre. Comprometámonos a trabajar para que a nadie le falte el alimento, la alegría, la acogida y la amistad.      

         Hay hambre, no por falta de alimentos sino porque no sabemos compartir. Hay exclusión y soledad porque no sabemos convivir. Muchos no buscan los valores mejores porque no sabemos evangelizar con nuestro testimonio, pero tampoco con la palabra.              

        Compartir es acercarse, no desde el que da para que otros reciban, no desde lejos, no dar sino darse, darnos a nosotros mismos: nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestra sonrisa, nuestro servicio, nuestra amistad, nuestra fe, esperanza y caridad.      

         Nuestra obligación es abrir caminos, compartir, conscientes de que ser cristiano con todas las consecuencias, es ser Cáritas. Estar en Cáritas es una complicación, pero una gozosa complicación.      

         Desde la Junta Diocesana, queremos rendir cuentas y para ello damos gracias fundamentalmente a Dios que, con su providencia amorosa, nos hace llegar a dónde, con nuestras fuerzas, no llegaríamos nunca.      

        Gracias a las Cáritas parroquiales que tan generosamente estáis contribuyendo. Al esfuerzo tremendo de Cáritas Interparroquial de Sabiñánigo, a la Conferencia Episcopal, al Ayuntamiento de Jaca, al Banco de Alimentos, a muchos donantes anónimos, al Colegio Escuelas Pías, al CRA Rio Aragón, al valle de Ansó a las parroquias del alto valle del Aragón desde Castiello hasta Canfranc, a los grupos y asociaciones de Jaca, Bailo, Santa Cilia,…  que, en vuestras actividades habéis tenido presentes los problemas de tantos.      

          Con la ayuda de todos hemos repartido 10.927 kilos de alimentos.      

          Durante el año 2012 los gastos de Cáritas Diocesana de Jaca arrojan un importe de 183.678,82 euros; que hemos invertido en cooperación Internacional (33.356 euros); ell Centro de Solidaridad Interdiocesano (9.300 euros), la Fundación Thomás de Sabba (11.043,75 euros) y el  Fondo Interdiocesano (3.000 euros).      

         Proyectos diocesanos (acogida y asistencia, administración, documentación, albergue de transeúntes, Cáritas parroquiales, etc.) hemos invertido 126.979,07.       

          Que este Día de la Caridad nos ayude a comprometernos  más, a amar más a todos sin distinción.      

          Un fuerte abrazo en Cristo-Eucaristía

LA JUNTA DIOCESANA DE CARITAS

INFORMACION IMPORTANTE SOBRE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. Mas información sobre cookies y cómo desactivarlas Poltica de cookies.

  Acepto las cookies de éste sitio.I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information